Celulitis Orbitaria

En esta oportunidad, voy explicarte la celulitis orbitaria o orbital, podrías padecer esta enfermedad que podría originarte una ceguera permanente, abordaremos toda la información para que logres combatirlo. Así que vamos con la introducción.

Causas, Síntomas y Tratamiento

Celulitis Orbitaria, lo que tienes que saber

¿Qué es la Celulitis Orbitaria?

En primer lugar vamos a definirla de forma clara para que puedas identificarla.

La orbitaria es un tipo de celulitis que daña tu salud porque puede llegar a causar consecuencias permanentes en tu visión.

Esta es una infección que se da tanto en la grasa como en los músculos que rodean el ojo. De manera que logra afectar desde el párpado hasta las cejas e incluso la mejilla. Por una parte la celulitis orbitaria podría comenzar de forma repentina, sin aparentes causas, o al menos perceptibles, o podría ser la consecuencia de una infección ya dada que comienza a empeorar.

Puede llegar a ser una infección aguda, causando daños en los tejidos que están en la zona del ojo, que afecta profundamente los párpados, y que puede notarse también en las cejas e incluso en las mejillas. Por lo tanto, hay que prestarle atención desde el momento en el que se hace visible e incluso en el que se sienten los síntomas, de los cuales hablaremos más adelante.

Lo alarmante de la celulitis orbitaria es que podría convertirse en un problema duradero, permanente y muy grave. Por tal motivo conviene buscar una solución rápida, antes de que la infección evolucione y pueda originar una ceguera permanente.

Causas de la Celulitis Orbitaria

En cuanto a las causas de la celulitis orbitaria, estas pueden ser muy particulares, como también generales. Es decir, una celulitis orbitaria puede presentarse repentinamente, como podrían fácilmente delimitarse las causas en otras ocasiones. Algunas personas la confunden con la celulitis periorbitaria, sin embargo tienen sus diferencias bien marcadas.

La infección que se conoce como celulitis orbitaria puede comenzar en los niños como una infección sinusal causada por el  Haemophilus influenzae. Sin embargo, esa infección ya no es tan frecuente debido a la vacuna que se ha desarrollado y se aplica para prevenirla, pero antes era muy común en niños menores a los siete años de edad.

Otra de las causas suelen ser las bacterias, estas originan la celulitis orbitaria que poco a poco va evolucionando, entre las bacterias que mayormente originan esta enfermedad están:

  • Staphylococcus aureus
  • Streptococcus pneumoniae
  • Los estreptococos betahemolíticos

En el caso de los niños, la celulitis orbitaria pone en mayor riesgo la salud, debido a que pueden evolucionar mucho más rápido poniendo en peligro a los niños de ceguera, por eso en el caso de los menores lo mejor es acudir rápidamente al médico.

Por lo tanto, a celulitis orbitaria puede tener su origen en cualquier tipo de infección, pero la más habitual de ellas es la sinusal, que ciertamente es muy común entre los niños menores de siete años.

Para resumir las causas, puede decirse que la celulitis orbitaria es causada por una serie de diferentes tipos de microorganismos, los cuales pueden ser tanto bacterias como virus.

Síntomas de la Celulitis Orbitaria

En referencia a los síntomas de la celulitis orbital, pueden ser varios, y se pueden identificar fácilmente, ayudándonos así a poder establecer una acción rápida y acudir al médico para prevenir que se desarrolle y que nos lleve a poner en peligro la salud de una forma que cause daños irreversibles.

Entre los síntomas está la inflamación dolorosa de los párpados, en la zona donde se desarrolla la infección, también puede ocasionar dolores en la ceja y en la mejilla, lo cual no es muy común pero pueden presentarse. Otro de los síntomas que se presentan son los ojos saltones, lo que disminuye la visión e incluso podría llevar a una ceguera parcial, ante este síntoma hay que tomar acción inmediata y buscar orientación para un tratamiento.

Otro de los síntomas es el dolor ojo, lo cual ocurre cuando se intenta hacer un movimiento del ojo para poder mirar a diversas direcciones. También se presentan fiebres mayores a los 39 grados.

La sensación de cansancio, pesadez y el malestar general, están dentro del cuadro de síntomas, así como una serie dificultad para poder mover los ojos. El párpado se torna brillante, con un color púrpura o rojo.

De manera que se presentan síntomas como malestar general, que pueden ser productos de cualquiera otra infección, pero también síntomas más específicos como el caso de las inflamaciones y las irritaciones en la zona alrededor de los ojos. La visión empeora, el dolor se incrementa, las fiebres aumentan.

Tratamiento para la Celulitis Orbitaria

Hemos llegado a la parte más importante, ya que conocemos lo que es, cuáles son las causas y los síntomas, veamos cómo podemos tratar la celulitis. Por lo general es necesaria la hospitalización para poder aplicar antibióticos que se suministran por vía intravenosa.

En otros ocasiones, es muy necesaria una intervención quirúrgica, para facilitar el drenaje de los líquidos y el absceso, de manera que pueda aliviarse la presión que origina la celulitis alrededor del ojo.

También es importante que se lleve un seguimiento mediante la observación, durante unas horas, para poder controlar el avance de la enfermedad y no correr riesgos.

Así que si llegas a presentar celulitis orbitaria acude al médico y sométete al tratamiento necesario.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Octavio Raul Zavalaga.
Finalidad » Gestión y moderación de comentarios.
Legitimación » Consentimiento del interesado.
Destinatarios » Proveedor de hosting de la web siteground cuyos niveles de protección son adecuados según comisión de la EU).
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar