Celulitis Infecciosa

En esta oportunidad, voy explicarte la celulitis infecciosa, lo relacionamos íntimamente a la grasa que se acumula debajo de la piel, esta acumulación de grasa ejerce presión contra los tejidos que conectan y esto causa lo que se conoce como celulitis infecciosa.

Tipos, Causas, Síntomas y Como Prevenirlo

Celulitis infecciosa en las piernas son las mas comunes

¿Qué es la Celulitis Infecciosa?

En primer lugar debes saber que la celulitis infecciosa es más una inflamación de las células que son parte del tejido conectivo subcutáneo.

Cuando se produce, lo que ocurre es la formación de pequeños nódulos rugosos, y estos afectan la apariencia de la piel, siendo principalmente causados bacterias o por un crecimiento anómalo de la flora cutánea, pero lo más importante es que no debe confundirse con hidrolipodistrofia, ya que a esta afección también se le llama celulitis erradamente.

Tipos de Celulitis Infecciosa

Ahora bien, es importante saber que existen diversos tipos de celulitis infecciosas, de las cuales te hablaremos a continuación:

El primer tipo de celulitis llamada infecciosa, es la celulitis serosa. Esta se diferencia de las otras porque la zona afectada del cuerpo se hace más dura, origina un dolor profundo y en esa zona se eleva la temperatura.

El segundo tipo es la celulitis flegmonosa, contraria a la primera esta hace que la zona afectada se ponga más blanda, el dolor no es tan profundo, y la salud en general no se ve afectada.

También está la celulitis purulenta. Este tipo de celulitis pone en riesgo la salud ya que en este caso la herida supura, el olor que produce es putrefacto y la zona se torna amarilla y blanda.

Causas de la Celulitis Infecciosa

La celulitis infecciosa puede llegar a ser bastante alarmante, esto se debe a que sus causas generan condiciones que ponen en riesgo la salud.

Tener en cuenta las bacterias que viven encima de la piel, en donde no causan daños, sin embargo, cuando existe una rotura de los tejidos dérmicos, entonces penetran en la piel y es así como infectan las capa inferior de la misma.

Lo más alarmante es que por lo general la lesión no es perceptible por el ojo humano, lo que quiere decir que para que se cause la celulitis infecciosa no se necesita de una herida muy grande, basta con que sea milimétrica para que las bacterias penetren y se dé la infección.

Después que han penetrado la piel, se desarrolla una colonia bacteriana, que es lo que se observa como una celulitis infecciosa.

Para tener una idea más específica de las causas, a continuación las enumeramos:

  • Sarpullido
  • Arañazos en la piel.
  • Heridas
  • Mordeduras
  • Eczema
  • Prurito
  • Quemaduras
  • Cirugía con incisiones mal curadas.

Además, hay que tomar muy en cuenta que la celulitis infecciosa puede incrementarse, o mejor dicho, se puede aumentar el riesgo a padecerla o a que amenace con mayor potencia nuestra salud si el sistema inmunológico es débil, o si se han sufrido algún tipo de patología vascular periférica.

Síntomas de la Celulitis Infecciosa

Sobre los síntomas, estos pueden identificarse rápidamente para así tomar las precauciones necesarias.

Entre estos síntomas están las irritaciones e inflamaciones, las cuales ocurren porque las células, los macrófagos y otras células del sistema inmune de nacimiento liberan sustancias para luchar con la infección, provocando inflamaciones y enrojecimientos dolorosos.

Es así como entonces la piel termina endureciéndose a medida que la infección se va propagando.

Otros de los síntomas que se presentan son los escalofríos y los sudores, así como los estados febriles. Esto se debe a que el mismo sistema inmunológico intenta combatir la infección causando un aumento de la temperatura, para impedir el paso de la bacteria a través de la piel, por tal motivo si se presentan estos síntomas quiere decir que se puede combatir la infección, ayudando al organismo con fármacos.

La retención de líquidos puede ser otro de los síntomas, así como las erupciones en la epidermis. La pérdida de bello en la zona afectada y la dificultad de movimiento son otros de los síntomas.

Cómo Prevenir la Celulitis Infecciosa

Debemos tener un buen hábito de aseo, manteniendo siempre tu piel limpia, pues al evitar la acumulación de sucios y de mugre evitarás también la presencia de microorganismos que puedan causar la celulitis infecciosa.

Mantén tu cutis limpio, ya que no solo te ayudará a evitar la celulitis, sino también otro tipo de infección que podría servir de entrada para la enfermedad.

Una buena alimentación también es esencial, así como evitar rascarte mucho una misma zona, acción que podría producir una herida debido a la fuerza con la que frotes tu piel con las uñas.

Hidrata tu piel constantemente, puedes usar cremas para la celulitis, para ello tienes que ser constante.

Lo más importante es que apenas se presenten alguno de los síntomas que te mencionamos anteriormente, acudas de forma inmediata al médico, de manera que así puedas tener un diagnóstico, y en caso de tratarse de una celulitis infecciosa puedas evitar que se profundice y así curarte rápidamente.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Octavio Raul Zavalaga.
Finalidad » Gestión y moderación de comentarios.
Legitimación » Consentimiento del interesado.
Destinatarios » Proveedor de hosting de la web siteground cuyos niveles de protección son adecuados según comisión de la EU).
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar