Celulitis Edematosa

En esta oportunidad, voy explicarte la celulitis edematosa, que es una de las más temidas, aunque coloquialmente no se le reconoce con este nombre, sin embargo es uno de los dolores de cabeza más comunes en las mujeres, por dos razones: porque amenaza la estética de las piernas, y porque pone en peligro tu salud. Por ese motivo, a continuación te presentaremos todo lo que debes saber sobre la celulitis edematosa.

Causas, Síntomas, Prevención y Tratamiento

Celulitis Edematosa, consejos para combatirlo

¿Qué es la Celulitis Edematosa?

La celulitis edematosa cuya aparición se asocia a un funcionamiento no óptimo del sistema linfático y del circulatorio.

Ahora bien, también hay otros factores que influyen en las posibilidades de padecer la celulitis edematosa, como por ejemplo una vida sedentaria e incluso una dieta anticelulitica en la que predomine los carbohidratos y el sodio. Así que la mejor forma de prevenir es prestando atención a la dieta diaria.

La razón por la que el sistema linfático es determinante en el padecimiento de la celulitis edematosa, es porque este es de los que hacen funcionar el cuerpo, y está aliado con el sistema circulatorio. El sistema circulatorio por su parte, depende del corazón y el bombeo de la sangre para poder trabajar.

Causas de la Celulitis Edematosa

Las causas pueden ser varias, pero básicamente residen en el funcionamiento del sistema circulatorio. Ya que este transporta las toxinas y los líquidos que generan el cuerpo humano, y la celulitis edematosa se aprovecha especialmente de los movimientos que produce el sistema circulatorio.

De manera que, cuando la circulación de la sangre presenta problemas, el sistema linfático quedará afectado ya que no va a tener el impulso necesario para poder trabajar con la eficacia, y esto traerá como consecuencia un tránsito más lento de los líquidos y toxinas.

Cuando se produce tal condición defectuosa del proceso, entonces el resultado es la retención de líquidos, los cuales se estancan, espesándose, y generando la celulitis edematosa. De manera que como hemos señalado, las causas están íntimamente ligadas al sistema linfático y circulatorio, por lo tanto las prevenciones deben considerarse en tal ámbito, de lo cual hablaremos más adelante.

Síntomas de la Celulitis Edematosa

La celulitis edematosa, puede detectarse con el tacto, ya que cuando recorres la piel podrás identificar una serie de protuberancias y hundimientos que hacen de la piel una superficie irregular, como palparás tu piel como acolchada,  esto se debe a que los orificios de los folículos se dilatan.

Entre los síntomas también se presentan estrías. Esto se debe a que por la fragilidad capilar habrá roturas de la fibra elástica.

Otro de los síntomas es el incremento del espesor que presenta el tejido celular en la siguiente capa de piel, debido a que la adherencia del tejido disminuye la movilidad y potencia la sensibilidad del tejido.

Todo lo anterior además también origina pesadez en las piernas, dolor y calambres. También se sufre de fatigas.

Si presentas uno de estos síntomas, ve al médico y sigue nuestras recomendaciones.

Consejos para Prevenir la Celulitis Edematosa

Para prevenir la celulitis edematosa, lo mejor es que mantengas una dieta equilibrada. Esto potenciará la eficacia de los sistemas linfáticos y circulatorios, así que no dudes en visitar a un nutricionista que te pueda indicar cuál es la dieta más adecuada a tu caso.

También es importante que reduzcas el estrés. Así que aléjate de las condiciones que puedan estresarte, ya que tales condiciones originan problemas linfáticos y circulatorios.

Cuídate en cuanto al consumo de azúcar. Si consumes azúcares excesivamente, causarás un desequilibrio grave en tu organismo, lo que incrementará las probabilidades de sufrir celulitis edematosa.

Mantén una rutina de ejercicios, ya que eso disminuirá el exceso de grasas y calorías, y por lo tanto el transporte de la sangre y líquidos será mucho más fácil.

Ingiere diuréticos, ya que estos ayudan a prevenir la retención de líquidos. También visita al médico especialista regularmente, ya que de esa manera podrás recibir atención a tiempo en caso de que surjan apariciones de celulitis edematosa.

Tratamientos para la Celulitis Edematosa

Finalmente te presentaremos algunos tratamientos anticeluliticos más efectivos para la celulitis edematosa, cuya efectividad está comprobada científicamente.

Lo primero en el tratamiento, para que todo lo demás funcione, es disminuir el consumo de la sal y de los carbohidratos. Esto es fundamental, así como practicar ejercicios cardiovasculares.

Otro de los tratamientos a los que puedes someterte para así atacar, es el de ultrasonidos, ya que estos harán que desaparezcan los nódulos de grasa.

La liposucción virtual también es bastante efectiva, ya que es una técnica ideal para extirpar la grasa rápidamente, sin embargo, al hacer este tratamiento se debe tener mucho cuidado posteriormente.

La mesoterapia es otro de los tratamiento para la celulitis edematosa, ya que infiltra productos activos en las áreas subcutáneas, pero esto debe ser llevado a cabo por especialistas.

La hidroterapia también es funcional, debido a los masajes en la zona afectada, lo cual ayuda a restablecer el proceso de circulación de la sangre. Si se trata de ducha a presión resulta altamente favorable.

Por último, recomendamos los masajes con caña de bambú, ya que ayudan a drenar y remodelar la piel, además si se aplica aceite de abedul se previene también la retención de líquidos.

Estos son algunos de nuestros consejos. Queremos que tu salud esté en buenas condiciones, que puedas disfrutar de una vida plena y tu estética no se vea afectada.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Octavio Raul Zavalaga.
Finalidad » Gestión y moderación de comentarios.
Legitimación » Consentimiento del interesado.
Destinatarios » Proveedor de hosting de la web siteground cuyos niveles de protección son adecuados según comisión de la EU).
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar